Ginny Soskey

DERECHO A LA VIDA
DERECHO A LA VIDALa Iglesia cat siempre a la vanguardia del anacronismo, contin su cruzada antiabortista recurriendo a las tesis de la ciencia preconciliar, poco rigurosa, pero leal al cristianismo. Sin embargo, su preocupaci por la defensa de la vida en su estado embrionario prevalece sobre el inter por otras muchas vidas que, en m conflictos en todo el mundo, se est perdiendo a chorros. asics gel beyond mt Si su inter por los ni palestinos, congole o iraqu fuera comparable al que les provocan los no natos, estar viendo escudos humanos de color p y, a la cabeza, el Papa Benedicto XVI se interpondr con su propio cuerpo para proteger a los inocentes del fuego asesino.
Algo as hubiera propuesto Jesucristo que, seg tengo entendido, y al contrario que sus representantes terrenales, era bastante dado a mojarse contra las injusticias. Pero claro, resulta m f teorizar sobre el pecado abominable del aborto enfundado en sus c zapatos de dise que enfrentarse a la realidad de los exterminios cotidianos. Esas vidas, de ni y de adultos, no merecen la misma defensa encarnizada.
Su derecho a la vida, a esa vida perra y sin oportunidades que les ha tocado, no es una prioridad para el Vaticano. Se limitan a una condena ambigua de cada matanza, mientras en sus laboratorios elaboran argumentos para seguir justificando la demonizaci de sus obsesiones. asics nimbus vs cumulus

asics gel cumulus 13 | asics tecnologia