Ginny Soskey

Noviembre 2004
Algunas preguntas me dejaban un tanto desconocida por mí misma, dándome esa sacudida que a veces nos hace falta para vivir cada segundo que pasa intensamente.
Resuenan en mi cabeza las risas en eco reciente aún; el descorche de una botella de champán, fusilando al techo, apuntando muy alto. gel asics nimbus 15 Un cuerpo mojado, dejando entrever sus formas, visualmente eróticas por los encajes húmedos, efervescentes aún. Una posesión maldita, cual concubina del diablo, llenando el ambiente de desinhibición y desenfreno, de agotamiento y sueo con sonrisas leves.
02/11/2004 13:34 Enlace permanente. El funicular Hay 9 comentarios.
En sueosEs increíble cómo una imagen se puede quedar impregnada en el cerebro, aunque su visión sólo haya sido a penas durante unos segundos; a mí me fascina esa extraa conexión que existe entre lo que nuestros ojos captan y lo que puede llegar a generar la memoria. asics ropa
Sólo una mirada durante unos segundos a la foto de unos pies, supuestamente, de mujer, con unos zapatos de tacón muy altos y los tobillos "engrilletados" por sus bragas hasta el suelo, ha sido el posible origen de mi sueo.
Me encontraba en una discoteca muy psicodélica, con neones de color violeta y gente que parecía salida de Austeen Powers. Allí, tomando un cóctel bastante exótico y demasiado dulce, me abordó G. Comenzó a hablarme de su proyecto, de su portada y constantemente se tambaleaba, sobreviniéndose encima de mí. Intentaba huir de él porque no podía vernos nadie hablando de aquel trabajo. Entonces comenzó una especie de persecución a lo Benny Hill hasta pude meterme en el bao de chicas, donde pensé que no iba a entrar mi azorado persecutor. Al contrario de mis previsiones, ni corto ni perezoso de adentró en el aseo y me retuvo entre su cuerpo y los fríos azulejos de la pared. Se quedó unos segundos mirándome intensamente a través de sus gafas graduadas, su respiración se confundía con la mía por la corta distancia que nos separaba. Sus gafas se empaaron de repente, y me angustiaba no poder ver sus ojos. Finalmente noté sus labios carnosos y calientes en los míos, cerré los ojos y me dejé llevar. de repente, metió las manos por debajo de mi falda y muy hábilmente me bajó las bragas de un golpe, hasta los tobillos, miró satisfecho y. me he despertado agitada por si me había visto alguien en aquel bao.
10/11/2004 06:17 Enlace permanente. El rinc de Sigmund Freud Hay 10 comentarios.
Time, time!Ays, no tengo tiempo.
No puedo postearos ni leeros tranquilamente uff. me estoy perdiendo un montón de historias, tengo pendientes algunas contestaciones, y tengo ganas de escribir un artículo, en concreto uno en relación con el sueo que he tenido esta noche, en donde me encontraba en una laguna japonesa.
Lo siento.
16/11/2004 20:29 Enlace permanente. El funicular Hay 7 comentarios.
RefraneroLo bueno si breve, dos veces bueno.
Siempre recurrimos al refranero para poner algún que otro parche a las situaciones que no se ajustan con nuestros deseos.
Los dichos y refranes son frases estúpidas, no porque procedan de la sabiduría popular, sino por la utilidad que les damos; por otra parte, es un poco desesperante, que cuando encontramos el "remiendo" adecuado, siempre hay un contrarrefrán famoso es el ejemplo de no dejes para maana lo que puedas hacer hoy / no por mucho madrugar amanece más temprano.

asics 33 | zapatillas para padel asics